Niños felices!!!!

Igual los ayudamos algo:

a través de http://sanamente.com

  1. No juzgar a la persona, sino los hechos. Si tu hijo hace algo mal no debemos decirle que es un desastre, sino decirle que lo ha hecho mal en ese momento puntual y explicarle por qué.
  2. No ignorarle siempre que requiera nuestra atención. A veces, los padres llevan un ritmo de vida tan acelerado que se olvidan de prestar atención a sus hijos.
  3. Valorar lo que hacen bien y elogiarle al máximo. Nunca debemos comparar a un hermano con otro, esto repercutiría en su autoestima.
  4. Animarle para que se esfuerce en valorar sus capacidades. Todos tenemos virtudes y defectos. Deben aceptarlo y potenciar sus virtudes.
  5. Decir palabras de ayuda y aliento, sin culparle de sus consecuencias y limitaciones. Si suspende un examen no debemos regañarle, castigarle y “menospreciarle” si no que debemos animarle a que estudie más para el próximo examen.
  6. Tener en cuenta sus sentimientos y emociones, aunque nos resulten irrelevantes. No catalogarlas de niñerías ya que aunque sean niños también pueden sufrir por el mundo que le rodea.
  7. Estimular conductas equilibradas y emociones, de acuerdo con lo que sabemos que la persona es capaz de dar. Unas normas claras mejorarán la autodisciplina.
  8. Valorar el esfuerzo que se hace para alcanzar algo, aunque no se consiga. Es importante animar a los hijos cuando han fracasado.
  9. Ser consecuente con los criterios propios y defenderles ante los demás, aunque éstos no concuerden con ellos.
  10. Ser tolerante, aceptar las diferencias entre las personas y sus gustos. De esta manera, llegarán a ser personas empáticas.
  11. Evitar la superprotección. Es importante que sean capaces.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *